skip to Main Content

E-commerce local, la tendencia acelerada durante el Covid-19

Texto: Naiomis Tejeda  

Con la llegada del Covid-19, las empresas han tenido que abrazar el e-commerce o comercio electrónico. Una tendencia que ha ganado terreno en todo el país haciendo que pequeñas, medianas y grandes empresas lo utilicen como su principal herramienta para motorizar y mantener el flujo de sus servicios y economías. Esta práctica ha facilitado la vida de miles de consumidores durante el confinamiento. 

 

Entrevistamos a Claudia Chez Abreu, estratega de marketing corporativo, quien nos da una amplia visión de lo que se está viviendo y lo que se espera en República Dominicana. Cada una de sus respuestas es un camino en el que podemos descubrir soluciones para implementar en nuestro negocio.

 

S/CAVOLI: ¿Qué medidas pueden ejecutar las micro y medianas empresas para potencializar su e-commerce?

CLAUDIA CHEZ ABREU: Lo primero que yo diría es que deben darse la oportunidad de entender el entorno y entender cómo funciona el comercio electrónico. Hay muchos mitos que ya no existen y la manera de eliminarlos es precisamente tomando decisiones informadas. La información está disponible en Internet de manera gratuita, sólo basta con acercarnos y ‘googlear’, documentarnos y asumir ese conocimiento.

Entre los mitos más comunes que han circulado alrededor del e-commerce es por ejemplo que era caro, difícil y que era un escenario donde sólo podían acceder las medianas y grandes empresas, panorama que ha cambiado. Hoy en día existen muchas soluciones para que cualquier freelance, pequeño o mediano empresario pueda acceder y establecer su comercio electrónico incluso en cuestión de días.

En este sentido, podemos mencionar las redes sociales, que te permiten acceder a una serie de consumidores que están allí ávidos de información, anhelantes de resolver problemas y de solucionar dolores; además podemos conocerlos y darles a conocer nuestra empresa. Incluso se puede facilitar un link de pago o simplemente enviarlos a nuestra cuenta bancaria y allí el consumidor puede realizar la transacción, este proceso tiene un costo mínimo o nulo.

Otras de las opciones es acudir a plataformas de tecnologías desarrolladas que tienen millones de proveedores que ofrecen sus tiendas en línea como Shopify. Esta y otras plataformas te permiten tener tu tienda por incluso $29 dólares al mes, un costo bastante bajo.

Otra alternativa que pueden ejecutar las micro y medianas empresas son los marketplaces, plataformas o ‘moles’ virtuales, que tienen como propósito acercar a los consumidores con tiendas y manejar toda su infraestructura.

 

“La concepción de que el e-commerce era caro, difícil y complicado ha sido superado en los últimos años y en República Dominicana ya tenemos miles de tiendas en línea. También se pensaba que no existía un público, idea errónea”.

 

 

S/C: ¿Cómo las marcas pueden asegurar la confianza de sus clientes a través de e-commerce?  

CCA: Para asegurar esa confianza las marcas deben brindar mucha información, la misma que debe ser dirigida en dos vertientes:

  • Por un lado, en lo que es el producto. No podemos escatimar esfuerzos en ayudar a entender al usuario de qué trata nuestro producto o servicio (título, precio, fotos, textura y descripción). Todo esto porque en la Internet perdemos algunos de los sentidos que tradicionalmente tendríamos cuando visitamos una tienda física.
  • Segundo, ofrecer información clara y precisa sobre una serie de políticas. Por ejemplo: la política de devolución, cancelación, tiempo de entrega, delivery, artículos en oferta, y que sucede con mis datos. Las personas somos muy celosas con nuestra información y con el producto que adquirimos. Entonces necesitamos confiar y crear un vínculo con la empresa sabiendo que está haciendo uso responsable de nuestros datos.

 

“La responsabilidad de cualquier empresa es brindar información de manera oportuna que el consumidor se sienta tranquilo de que está tomando una solución y una decisión acertada”.

 

S/C: ¿Cómo se verán afectadas las marcas que se han resistido durante años a la transformación digital?

CCA: Las compañías que se resistan a transformarse digitalmente, a abrazar el comercio electrónico y generar ingresos a través de los canales digitales, pueden evidentemente estar condenadas primero a perder dinero y, en segundo lugar, puntualmente cerrar.

La exhortación y además el gran mandato es que es necesario reinventarse, tenemos que hacerlo. Este confinamiento y el toque de queda han sido un despertar forzado y no todas las empresas estaban preparadas. Por suerte nos ha atrapado en un momento donde la tecnología ha avanzado muchísimo y ya está al alcance de toda la población.

 

S/C: ¿Por qué los dominicanos no confían en el e- commerce local?

CCA: Yo creo que es un círculo vicioso. Por un lado, las empresas no se montaban en este tren porque entendían que no existían usuarios y por otro lado los usuarios terminaban probablemente comprando en tiendas extranjeras porque las tiendas locales no tenían los artículos que buscaban.

La buena noticia es, que la situación que vivimos por el Covid-19 han forzado a romper este círculo, y que las empresas se han dado cuenta que sí existen usuarios que no tienen el temor de comprar en línea.

Dentro de los sectores que más han evidenciado un comercio electrónico están los restaurantes y supermercados con sus servicios de delivery, los cuales se han convertido en una solución.

 

S/C: ¿Qué oportunidades tiene República Dominicana para potencializar el e-Commerce?

CCA: Para poder empujar que exista un mayor nivel de confianza en el comercio local y que podamos realizar transacciones de manera segura y tranquila se debe realizar un esfuerzo y una actividad en conjunto entre gobierno, empresas, sector financiero, consumidor y academia. De esta forma, podemos mostrar entornos confiables y seguros al consumidor que está realizando el negocio.

 

S/C: ¿Cuál es una de las principales quejas del consumidor al comprar?

CCA: Una de las principales quejas es precisamente que cuando comparamos a nivel local el costo es mayor, pero de nuevo es mayor precisamente por esa cantidad de intermediarios al traer el producto y los impuestos que representa esa mercancía a territorio local.

 

S/C: ¿Cómo se han visto beneficiados esos negocios electrónicos ante la pandemia?

CCA: Yo pienso que de manera favorable. Aunque evidentemente falta ver las cifras del Banco Central, entidad que emite la cantidad de transacciones electrónicas a nivel de volumen y monto que han existido durante este período.

De hecho, vemos negocios que rápidamente han buscado nuevos mecanismos para hacer llegar sus productos y sus servicios a los consumidores, negocios que no estaban realmente preparados electrónicamente, pero ante la oportunidad de poder llevar sus productos a través del delivery, no desaprovecharon la oportunidad.

“En tiempos de Covid-19, la buena noticia es que hemos visto muchos negocios reinventarse”.

Otra de las tendencias que hemos visto ante el Covid-19 es como las empresas han identificado nuevos mercados, público y productos. Por ejemplo, la industria textil tiene la oportunidad de confeccionar mascarillas e indumentaria para la protección de los médicos.

Back To Top